Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 12 2/3

Molestaron un tanto, hablaron otro tanto y se besaron todavía más

— Tú encárgate de llamar a los japoneses para ponerlos al tanto y envíales el link para que nos conectemos. Yo te esperaré en la bañera— le guiñó traviesa

— Pero mira nada más. Hace unos minutos decías que no podíamos romper las normas y ahora me haces propuestas indecentes—

— Es que tú eres una pésima influencia—

Se paró perezosamente, contoneándose un tanto muy a propósito y, aunque Jace intentó resistirse con todas sus fuerzas... Al final decidió no contener el impulso, le dejó ir una nalgada y Marisa gimió suavemente

— ¿Te prenden las nalgadas?—

— ¿Sería muy pervertido de mi parte decir que sí?—

— A mí me encanta que seas pervertida—

— Pues entonces sí, la verdad es que me encantan—

— Gracias por el dato— le dio otra y ella se inclinó, lo besó sin profundizar demasiado y caminó grácilmente hasta llegar al cuarto de baño

A sus socios no