Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Extra: Cuidarte

Se acuclilló a su lado con prontitud, revisándola por todas partes aún en medio de la oscuridad. Apretó los puños apenas se dio cuenta

La había golpeado, y fuerte

Eso de seguro se convertiría en un enorme moretón alrededor de su ojo izquierdo al día siguiente

— Ya estás a salvo, tranquila— puso una mano en su hombro calmadamente, no quería alterarla

Pero ella ya estaba alterada, aterrada y tan malditamente aliviada de que no pudo lograr su cometido, que su llanto también era por eso

— Yo... Yo... Yo— tartamudeó intentando hablar, él la ayudó a ponerse de pie

— Shh... Tranquila. Ven conmigo, necesitamos curarte eso—

La condujo como pudo hasta regresar al local y tocó con los nudillos, Cassandra temblaba escandalosamente

— Lo lamento, ya cerramos— la mujer salió, no