Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
9

A la mañana siguiente, Ana se levantó muy temprano para reservar un original tour gastronómico por la Ciudad de Santiago, en el cual visitarían el museo del ron, la Casa de la Trova y terminarían la noche disfrutando un show en el Club Tropicana.

Al regresar a su habitación se percató de que Hugo seguía dormido. Se quitó la ropa y se acostó junto a él para que no sospechara que había salido. En cuanto se había recostado, Hugo se despertó y se subió sobre su cuerpo.

—¿Intentabas escapar nuevamente de mí princesa? —Comenzó a hacerle cosquillas y Ana comenzó a reír y a negar. —eso espero que la próxima vez será peor. —La atrapo con un beso que le arrebató el aliento.

Ambos se encontraban completamente desnudos, ella con su respiración entre cortada comenzó a recorrer el