Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
CAPÍTULO 18.- tercer fragmento

Theo miró a Noel con aburrimiento, no se había cansado de contar la historia de cómo los lobos sin manada los habían atacado. Miro como el salón de clases estaba expectante de la descripción de su amigo del hechicero que les mandaba. El profesor de esa clases se había ido a la dirección y dijo que se demoraría al menos una hora.

Miro como Candace negaba con la cabeza y mientras seguía con su tarea, Lana miraba el cabello de Candace concentrada. Ricardo dormía sobre su carpeta y Zatch asentía a todo lo que decía Noel. 

El no podía dejar de pensar en una de las pistolas con balas de plata reforzada que tenía escondida en el bolsillo y en todas las armas que estaban en su habitación. Ya habían pasado varios días desde que