Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Embarazo en la realeza

John estaba avergonzado, no quería que Mérida pensara mal de él, no quería que creyera que tan solo se había aprovechado de ella aquellos días que estuvo en Mónaco.

Él estaba entre la espada y la pared, no era posible que le hiciera un desplante a Marie, no podía simplemente decirle que se mantuviese alejada, esas muestras de afecto le parecían abrumadoras, pero entendía que eso era parte del acuerdo con la reina.

En público debían mostrarse como la pareja perfecta, paparazzi podrían fotografiarlo y hablar sobre la estupe