Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
*VI*

-Dios…Dios mío- suspiró Ian.

Permanecía abrazando al moreno quien, al igual que él, se recuperaba de tan intenso e increíble acto.

-Mel- llamó el rubio con el rostro presionado al pecho desnudo del moreno.

-A…ajá-

-Me…me he corrido…lo hemos hecho sin condón…¿Qué vamos a…-

Mel le hizo callar besando sus labios.

Poco a poco, se fue despegando aunque solo unos escasos milímetros.

-Estamos a las puertas de terminar la carrera- empezó a decir mientras jugaba con el pelo del rubio.

-Sí ¿Y?- se extrañó Ian.

-Que…no me importaría si…pasara-dijo Mel con una sonrisa en los labios.

Ian se quedó atónito para de repente atacar su boca susurrando:

-Entonces vamos a por ese hijo-

-¡¡Que quééé!! &i