Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
-28-

-Así que ¿Te gustan o no te gustan los bebés?-

A Nick se le cayó el cepillo de dientes de la mano al notar cómo el moreno lo encerró entre sus brazos y presionó su entrepierna contra su trasero.

-Bu-bueno, yo…no…no descarto lo de…que en un fu-futuro decida te-tener un…hi-hijo- habló entrecortadamente él.

-Yo me ofrezco desinteresadamente a que uses mi esperma- ronroneó Mark acariciando con sus labios un lateral del cuello del castaño.

Nick tuvo que sujetarse del filo del lavabo al sentir que sus piernas empezaron a fallarle.

-¡Mark!- jadeó.

Sin darse cuenta, una de las manos del moreno dejó de encerrarlo para lentamente viajar por la zona baja de su espalda y descender por ella rumbo a su trasero. Pudo notar cómo la coló dentro de su pantalón corto de pijama para con premura acariciar una de sus nalgas.

-De…Mark no…no vayas a…-

Con la otra mano, el moreno empujó la prenda dejando su trasero al desnudo.

-¿Cómo me has lla