Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 46
Kiyan se mantuvo en silencio, acariciando el cabello de Shi hasta que se aseguro que este estuvo completamente dormido para levantarse, le cubrió con la manta y dejó un beso en su cabello. Busco sus botas y la chaqueta que llevaba antes de salir de la habitación, caminando con calma por el lugar, había más habitaciones con camillas por lo que suponía que la enfermería era más grande de lo que pensaban, y Phoenix también. La curiosidad que sentía por ese lugar era cada vez mayor, le costaba un poco entender cómo habían logrado construir todo eso dentro de una montaña, pero, suponía que funcionaba de la misma forma que lo hacía la sala del Consejo, y si la historia de Sakuma era verdadera, eso significaría entonces que habían construido todo al mismo tiempo. Podía encontrarle un poco de sentido a sus suposiciones.

Siguió caminado en silencio, observando las habitaciones a su alrededor, había algunos lobos en ellas, algunos en camillas y otros solo caminando, podía notar algunas heridas