Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 35
Un par de días pasaron después de la batalla, se sentían como una tortura para el joven alfa que solo podía acariciar la mano del delta en cama, el sonido del electrocardiógrafo retumbaba con fuerza en sus oídos y en la habitación, todo estaba tan silencioso que ese sonido era una verdadera pesadilla. La habitación también estaba cargada con el aroma de las feromonas del alfa, un aroma mezclado entre preocupación y un intento de llevar algo familiar al delta en cama, botes vacíos de soda estaban en el suelo, lo único que había entrado en el sistema del alfa en esos días. No era la primera vez que se veía en esa situación, la muerte de sus padres había sido tan trágica para el, por supuesto no los había perdido a una edad infantil, sin embargo, el saber que su padre había sido asesinado y estuvo a la espera tortuosa de saber que final tendría el hombre. Cuando este finalmente murió el golpe para el joven y su madre fue enorme, enviando a la mujer directo a la locura y finalmente a su mu