Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
III

He de admitir, que cada segundo se hace más placentero que el anterior. La noche parece eterna y a la vez transcurrir a una angustiosa velocidad, convirtiendo los sucesos ocurridos en el puente en un lejano recuerdo. Un sueño. Una fantasía distorsionada vestigio de una vida pasada. Cómo si perteneciesen a dos realidades diferentes. Una en la que estaba solo yo, y otra en la que se encontraba Ángela. Es como descubrir un nuevo mundo alrededor del antiguo, plagado de cultura y nuevos ideales. Las opacas luces de las atracciones se convirtieron en brillantes estrellas reluciendo en la tierra, en una danza musical al compás de las risas. Brillando más a cada segundo, a cada instante. Opacando una sombra intangible e invisible que resurge en mi interior y choca con la brillantes del ayer provocando ondas de confusión. ¿Qué está pasando?

No puedo explicarlo, pero cada atracción me resulta más divertida. Es como si un extraño nivelador se hubiese descontrolado en mi interior, despu