Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Señoras

– ¿Quieres algo más Trina?

Mamá y Consuelo también se alejaron del grupo. Fueron a un salón aparte que ella tenía, que casi no usaba, porque no era que pasara mucho tiempo en casa con amistades.

–No, claro que no Consuelo, estoy más que satisfecha y muy feliz.

–Sí, nuestros hijos crecen y se unen, la verdad no lo pensé cuando estaban pequeños.

–Tampoco yo. –Siento que mamá siempre trató de igualar a Consuelo Castro. Me hubiese gustado expresarle mi sentido de negación. Consuelo Castro es una mujer peculiar. Podía ser muy intimidante con sus ojos verdes y sus pecas punzando en frente, con los gestos de sus manos además dejaban a las personas sin argumentos. Mamá nunca sería como ella, sonreía de oreja a oreja, comía a deshoras, jugaba con Gilberto y sus barcos. Sabía cómo agradar a