Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
CAPÍTULO 34 - Una nueva tradición familiar

La mañana llegó a los fiesteros demasiado tarde, media hora antes del mediodía se encontraron en el vestíbulo, somnolientos, con resaca y el estómago vacío porque no alcanzaron a llegar a la hora del desayuno.

Los Ward junto con sus respectivas parejas e invitados habían colonizado varios de los sofás del hotel, dejándose caer en ellos como animales moribundos, o náufragos en una isla tras pasar varios días a la deriva en un profundo mar.

Greg llegó primero que Jessica, después de la ducha se fueron a dormir y cayeron profundamente en los brazos de Morfeo. La tibieza de la piel desnuda de Jessica lo despertó alrededor de las ocho de la mañana; sin embargo, el manjar de su Valkiria dormida entre sus brazos abrió su apetito y la necesidad de sentirla solo suya fue el motor para comenzar la mañana de la forma más placentera.

Jessica reaccion