Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Bajo el mar

Coloqué el segundo zarcillo en mi oreja mirándome al espejo. Pegaditos y brillantes haciendo juego con el delgado collar plateado y la luminosidad de mi vestido de fiesta negro para embarazadas que desean irse de fiesta.

Pagamos cuatro habitaciones en un hotel de la ciudad para asistir a la boda de nuestro amigo Jasper. Mi embarazado estaba avanzado y a pesar deque me sentía muy bien, por las tardes solía dormir largas siestas.Comencé a tomar píldoras para la taquicardia y durante tres mesessufrí de terribles pesadillas. El niño se portaba muy bien dentro en mi panza, sin embargo, yo no era la misma desde que regresáramos de Madeira. Tomé la pintura roja para darle color a mis labios, era laesposa del padrino y debía destacar después de la novia.

Enla habitación contigua estaban mi madre e Isabel, ambas lucirían hermosas con sus atuendos esa noche. En el piso de abajo esta