Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 36. “Un interrogatorio”

    Alexander sintió un intenso escalofrío recorrerle la piel cuando escuchó esas últimas palabras. Se sintió abrumado con la confesión de Tara, sintió esa opresión en su pecho, retrocedió un paso y se llevó la mano a su cuello para masajearlo. Las lágrimas de Tara caían por sus mejillas rojizas. ¿Cómo corresponder? Acaso… ¿Podría corresponder? No tenías ni el mes de casados y todo estaba tornándose abrumador. Su objetivo principal eran aquellas tierras, su matrimonio pasó a segundo plano, pero ahora, con Tara en su vida y esa confesión de hace unos momentos, le estaban moviendo el piso, casi perdiendo el equilibrio dentro de sus reglas, él tenía que seguir hasta el final con esas reglas, se h