Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Tensión

Otro mes pasó, y Alexandra finalmente se sintió libre, no solo porque por fin le habían retirado e incomodo yeso, sino porque le habían llevado a un hospital y finalmente había podido ver algo más que las paredes de la mansión de Klaus, Nikolay y ella habían aparecido públicamente por primera vez, pero su emoción era principalmente por haber podido disfruta del aire de a ciudad y poder ver a extraños por la calle, era feliz con ese único detalle, odiaba sentirse encerrada y más aún en contra de su voluntad, sus radiografías estaban perfectas, aunque su brazo lucía mas pálido de lo normal.

— ¿Te sientes bien? — preguntó Nikolay mirando su brazo, Alexandra asintió, más que encantada con finalmente sentirse liberada

— Mejor que en los últimos dos meses —le aseguró, Nikolay y ella estaban ahora solos en el consultorio mientras el medico buscaba las nuevas radiografías — Entonces… ¿Ahora comienza tu venganza? — Cuestionó, viendo por la pequeña ventana del consultorio, por