Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Mentiras

Alexandra miró a Viktor y a su padre en la habitación, lo que la sorprendió, Viktor estba sudado y tenía polvo en el rostro, su padre en cambio parecía más que contento mientras cargaba a su nieto, ella y su madre habían salido de compras, y luego a cenar, por lo que llegaron poco después de la hora de al cena, y Viktor se había hecho cargo de Lorenzo mientras ella no estaba

-¿Sucede algo? - preguntó entrecerrando los ojos, la habitación se veía completamente normal, pero pudo ver el cargador de su hijo en la entrada del baño, y el fular en el suelo, a demás, el pequeño no tenía pañales, solo estaba envuelto con una manta y lloraba levemente mientras que su abuelo lo arrullaba

- Solo hablabamos - dijo Viktor levantandose y acercándose para saludarla, pero Alexandra entrecerró los ojos y en lugar de saludarlo con un beso, lo detuvo