Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Cambios

Viktor observó a Alexandra mientras se paseaba desnuda frente al espejo, su vientre finalmente había empezado a notarse, y él estaba sudando frío mientras mil escenarios horribles empezaban a cruzar por su mente, no podía evitar sentirse asustado ante la idea de la paternidad,  había estado leyendo sobre todo lo que implicaba el embarazo y por todo por lo que Alexandra tendría que pasar para dar a luz, él había visto cosas horribles, y había hecho incluso más, pero luego de encontrar un video de lo que sucedía durante el parto, había tenido un par de pesadillas al respecto.

Pero en aquel momento, viendo la sonrisa radiante de Alexandra mientras sostenía su aún pequeño pero abultado vientre frente al espejo, no pudo evitar sentirse feliz, algo que no pensó que sentiría nunca en su vida, hasta que la había conocido a ella.

- Oh, Viktor