Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 6

~Me gustas tú~

Es sábado, Anastasia y yo hemos pedido el día libre en la academia porque esta noche tendremos una fiesta en casa de Soe, mi mejor amiga, Anastasia no le gustan mucho las fiestas pero conseguí convencerla de ir ya que no quiero estar sola, a pesar de que Soe es mi mejor amiga es su cumpleaños, por lo que va a estar muy ocupada con los invitados y que todo salga perfecto como siempre. En la fiesta va a estar todo el salón y varios amigos de Soe, por lo que es obvio que Max va a estar ahí //no tengo idea de por qué, pero desde que me di cuenta de lo que siento por Max me es mucho más difícil acercarme a él//.

He terminado de ducharme, salgo del baño y abro mi armario para así poder escoger que ropa ponerme, agarro de él un vestido azul celeste de un tono muy claro, el vestido era ajustado en la parte posterior y la parte inferior era tipo corte de princesa, me pongo con él unos tacones blancos con un esmalte en brillantina, al terminar de vestirme me senté en el tocador y puse en mi rostro un poco de maquillaje, aunque no era mucho se podía notar un ligero cambio en mi rostro, elegí dejar mi cabello suelto y poner en él un gancho de perlas.

Pasan unas horas y ya estamos en el auto de camino a la casa de Soe, estoy un poco nerviosa de que me vean así vestida, generalmente lo que uso a diario suele ser bastante diferente a lo que tengo puesto en estos momentos, a mi lado esta Anastasia, lleva puesto un atuendo muy parecido al mío, los zapatos son iguales pero el vestido de Anastasia es completamente ajustado al cuerpo, debo decir que la veo algo rara, no estoy acostumbrada a ver a mi hermana con ropa tan ajustada que no sean solo faldas. Llegamos a la casa de Soe, apenas estamos en la puerta nos recibe a las dos// antes solía ser bastante cercana con Anastasia pero con el tiempo se han ido distanciando, aunque aún siguen siendo muy buenas amigas ya no lo son como lo eran antes.// avanzamos ambas entre la multitud hasta que llegamos a la barra, pedimos el mismo trago para las dos y al pasar unos segundos una de las amigas de Anastasia llego a la barra y la arrastro hacia el grupo donde se encontraban el resto de sus odiosas amigas.

   – Genial, me he quedado sola *me digo a mi misma en vos baja //probablemente estaba gritando pero la música estaba tan alta que no podía escuchar mis propias palabras

   – No estás tan sola* dice alguien que se posiciona a mi lado

   – ¿Max? *digo asombrada //realmente ver a este chico alegra mis días 

   – Si, llegó tu salvación*dice y sonríe tiernamente//dios es tan tierno, ahhhg concéntrate Violeta 

Suena la voz de Soe en el altavoz de la fiesta y pego un brinco que provoca un pequeña risa de Max.

   – Atención invitados, a continuación jugaremos el juego de la botella todos los que quieran jugar pónganse en un círculo y siéntense en el suelo*dijo a través del altavoz

Todos se sentaron en suelo e hicieron una rueda, sentí que un brazo me jaló, era Soe, tuve la obligación de sentarme junto a todos// como es su cumpleaños ahí que hacer lo que ella quiere o se enoja demasiado //miré hacia Max, la expresión de su cara no decía que estuviese muy feliz, la botella giró y los primeros en ser elegidos fueron Cameron y Sameera, al volver a girar la botella nos apuntó a mí y Brandon, volví a mirar hacia Max y este se estaba marchando hacia la puerta con un trago en la mano que sl fijarme bien en el puede notar que no era mojitos como yo pensaba sino solo limonada, Brandon se levanta  del suelo yo lo miro, nos ponemos uno frente al otro, puso sus manos a los lados de mi cara para besarme justo cuando lo interrumpí. 

   – No, no lo hagas* le dije aguantando sus manos //todos en la rueda me miraron 

   – Simplemente no puedo* saque sus manos de mi cara y me fui de la sala 

Al irme inmediatamente se sentó y comenzaron con el juego otra vez, salí y me dirigí hacia Max, me senté junto a él en el piso de la entrada y me quede mirándolo.

   – ¿Qué haces aquí?* me pregunta sin mirarme 

   – Solo, quería estar aquí, contigo*le digo con la voz entre cortada

   – Ahhhg por favor no juegues así, ¿Qué pretendes? que después de besar a ese chico siga hablando contigo como si no hubiese pasado, Violeta sabes que me gustas* me dice con un tono algo frio

   – No lo hice*le digo y sonrío levemente

   – ¿Qué?*agranda un poco los ojos y al fin me mira

   – No besé a Brandon* le aclaro

   – ¿Por qué no lo hiciste?, todos los chicos del colegio mueren por ti, ¿Por qué simplemente no aceptas a ninguno?

   – Porque me gustas* me dije a mi misma para adentro //me hubiese gustado decir eso en voz alta pero simplemente no tuve el valor 

   – Porque no me gusta Brandon m, me gusta alguien más *dije nerviosa

   – Ah por supuesto *tomo un trago de su bebida //definitivamente es tonto solo me falta llevar un cartel enorme que diga "Me gustas"

Pasaron horas y la fiesta ya había terminado, me pasé toda le noche pensando en Max y culpándome a mí misma por ser tan cobarde y no tener el valor de decirle a Max lo que siento por él, creo que eran aproximadamente las 3:30 de la mañana cuando por fin conseguí dormirme.

A las 7:30 de la mañana ya estaba de camino hacia el colegio, aún seguía pensando en lo mismo, por más que traté no puede dejar de pensar en Max, cada segundo que pasaba me sentía más culpable.

Estamos en el horario de almuerzo y salgo con Soe hacia la cafetería, mientras caminamos no digo absolutamente ninguna palabra algo que no se puede decir de ella ya que desde que comenzó el horario de receso no ha cerrado la boca, no tengo idea de dónde saca tanto aire para hablar pero definitivamente no se cansa. 

De repente giro la vista y veo a Max sentado en un banco del patio del colegio, dejo a Soe y voy a hablar con él//no tengo la mínima idea de por qué lo hice pero sentí una necesidad enorme de hablar con él//

   – Hola* lo saludo y me siento junto a él 

   – Hola* dice desanimado

   – El sábado no volviste a hablar conmigo en toda la noche, ¿estabas enojado?*le pregunto

   –No, solo que tu explicación fue lo menos convincente que he visto en mi vida, estoy seguro de que si lo besaste *dice y me mira

   – Te dije la verdad *digo seriamente

   – Como puedo estar seguro*se acerca un poco a mí

   – No lo besé, te lo digo en serio* me giro aún sentada hacia el 

   – ¿Por qué? *me pregunta y alza las cejas

   – Porque me guatas *lancé sin pensarlo dos veces//no lo puedo creer se lo dije

Se quedó por un tiempo mirándome fijo sin  decir ni siquiera una sola palabra, en ese momento me di cuenta que estábamos muy cerca, quise alejarme pero cuando lo hice no tuve éxito me jaló y me besó, el beso duró unos pocos segundos pero fueron los suficientes para dejarme en shock//no espere que reaccionara así pero debo admitir que no me molestó en lo absoluto.

Me separe un poco y ahí quedamos los dos mirándonos fijamente sin poder decir tan siquiera una sola palabra ambos estábamos igual de conmocionados.

Capítulo siguiente