Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 21

Dana

Me removí en la cama buscando la calidez de su cuerpo, pero no encontré nada. Intenté abrir los ojos pero el cansancio me hizo recordar la sesión de orgasmos de hace horas. Me giré hacía el reloj de la mesa de noche, y el reloj digital anunciaba las 9:32 am. Era domingo. Suspiré dejando caer la cabeza sobre la almohada.

Saqué mi cuerpo adormilado y adolorido de la cama, me lavé los dientes y me di una ducha rápida. Me puse un chándal de cuadros rojos y negros, mis calcetas negras, y una camiseta blanca con escote V, encima un suéter de tela delgada que caía por debajo de mi trasero, y dejé mi cabello corto suelto y salí escaleras abajo. El ruido de un domingo por la mañana era mi favorita. No tenía pendientes, no tenía nada que me distrajera, tendría el tiempo para disfrutar de mis hijos. Ahora es