Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
| Que tengas buena suerte, Alison |

Esos ojos avellana me miran sorprendidos.

Es obvio que no se esperaba verme ahora, supongo que esperaba que estuviera más tiempo encerrada en mi hoyo sin atreverme a hablar con nadie.

Lo observo de pies a cabeza. Luce notablemente bien, no tiene ojeras y ni siquiera un ápice de culpa o preocupación. Parece como si no hubiera pasado nada, mientras yo he vivido un infierno está semana.

Luce tan relajado que repentinamente siento una impotencia invadirme, pero controlo el impulso de saltarle encima y darle un puñetazo que lo descoloque.

Disimulo que miro mi móvil y finjo que no me importa tenerle a menos de tres metros de distancia. Pero cuando escucho sus pasos acercándose a mí puedo sentir como mi pulso se descontrola.

Maldito Noah Grazer.

Sigue teniendo el mismo efecto en mí.

<<Apenas ha pasado una semana wacha, tampoco es como si fueras a convertirte en