Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
| Tarde de películas |

Me giro y cuando veo quien es, dejo salir un largo suspiro.

Price me observa con sus exóticos ojos verdes y hay un deje de diversión en su expresión.

<<Después de todo, no valí>>

Con el dedo le indico a Price que guarde silencio entonces me muestra su dentadura perfectamente blanca en una sonrisa, me mira pícaro a la vez que juguetón y se pasa la mano por el cabello cuando dice en voz alta:

—Pero, Alison, ¿Cómo pretendes que guarde silencio sí cada vez que te veo me dejas con ganas de decirte miles de sucierias? —suelta y su voz resuena por todo el pasillo.

Mi mueca es horrorizada y antes de quedarme a ver como se forma una batalla, tomo la mano de Price y comienzo a correr a toda velocidad arrastrándolo conmigo.

Escucho su risita y resoplo con hastió.

—¡¿Es enserio!? —le grito