Buenovel

Baixe o livro no aplicativo

Download
| La maleta |

—¿Alison? —Sebastián me observa entre sorprendido e incrédulo, y con un ligero toque de emoción en su tono—. ¿Qué haces aquí? ¿Cuándo viniste? ¿Cómo has estado? ¿Por qué estás en esta clínica? —Inmediatamente me inunda de preguntas y solo me limito a sonreírle.

—Apenes llegue hace unas horas, vine porque… mi hermanita está internada aquí —respondí con un tono agudo. A pesar de ello, Sebastián me sonrió con calidez y dejo su teléfono a un lado.

—Espero que se mejore... ¿Cómo has estado tú?

—Bien, bastante bien, ¿Y tú? —Le pregunto pero aun así no le presto ni una pizca de atención a lo que dice... Solo deseo encontrar mi maleta y recostarme un rato.

Si no la encuentro, no me quiero ni imaginar c&o