Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
33

La mujer miro con los labios apretados por la ventana, la única que sabía de su segundo hijo era Antonella pero había una posibilidad que los médicos le habían dicho de su embarazo.

– ¿Acaso es tu especialidad hacerte cargo de niños que no son tuyos? Ninguno es tuyo y no... -Adaira dejo de hablar luego de darse de cuenta de lo que había dicho al ver la expresión de Dean –Lo siento, no debi decir eso.

–Está bien, tienes razón. Pero estoy seguro que ambos niños son míos, porque vi a Jenson y mientras estabas desmayada se te realizo una ecografía.

– ¡Como te atreves! No tenías el derecho de ver mi ecografía ni ver a Jenson. Una ecografía no t