Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
31

Al llegar a la empresa, dentro de ella, había un revuelo entre los empleados y los integrantes del confinamiento.

Su secretaria al verla llegar, corrió hasta ella.

—Qué bueno que llega señora, su oficina está siendo revisada y no podemos entrar.

Adaira sin importarle sus palabras, camino decidida hasta el largo pasillo, subiendo las escaleras llego a su oficina.

— ¿Qué está pasando aquí? Nadie me informo sobre esto –dijo ella entrando a la oficina e irrumpiendo el trabajo de los demás.

—No solemos avisar para venir ni mucho menos pedimos permiso para hacer nuestro trabajo –informo el encargado –. Mucho gusto de conocerla señora, mi nombre es Alexander... nos informaron que su em