Buenovel

Baixe o livro no aplicativo

Download
Capítulo treinta-cinco

y se desvanecieron por la razón de que el corazón de Iker dejo de latir, dejo de existir, lo que estaba mal en Iker, no era él, lo supe con tan solo mirar su corazón en mis manos, su corazón estaba maldito.

Todo lo que yo había creado como pacto con él, solo era algo que aquel corazón le hacía desear y por eso al ser arrancado del alfa sus deseos se borraron junto con él.

Narradora:

Romina saco el corazón de Iker sin piedad alguna, al hacerlo se dio cuenta de que él corazón de Iker estaba maldito.

En cuanto destruyo al corazón este hizo cortes inmediatamente por todo el cuerpo de la joven, el precio a eliminar la maldición y liberar al alma presa de aquel alfa.