Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo treinta-cuatro

En cuanto comento eso la señora Karen, la mirada de la chica cambio drásticamente, esta se volvió completamente vacía y sin emoción alguna respondió—¡Lo quitaré de mi camino! Él jamás debió estar en mi vida.—aseguro la chica convencida.

Karen se despidió de ella y marcho a su habitación, Idally abrazo a su hijo sintiendo una emoción que ella misma había pensado que no volvería sentir. Ese sentimiento llamado "Cariño".

*a la mañana siguiente*

Tal como había dicho Karen, él alfa se dio cuenta de que ese aroma permanecía y que salía del cuarto de su luna.

Iker subió in