Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo diecisiete

La joven sintió su presencia y volteó rápidamente hacia atrás—¿por qué demonios entras sin tocar?—grito enojada pero apenas terminó de gritar la oración se encontraba atrapada entre la pared y el cuerpo Iker.

Iker coloco su rostro entre el cuello de ella mientras aspiraba su aroma, él inhalaba el aroma de Idally como si de oxigeno se tratase, la joven no lo entendía, estaba enojada.

Aparte—grito fríamente pero Iker no se quitó, al contrario en un rápido movimiento poso sus labios sobre los de ella y comenzó a besarla con necesidad.

Ella no respondía, no quería pero al final terminó respondiendo el beso, ambos se encontraban besándose como si le