Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo Treinta y tres

Minutos después de que Warren saliera del departamento llegó Ryan con su rostro inescrutable, ni siquiera h**o una sola palabra, entró dando pasos largos y presurosos en la habitación, yo me encontraba en la misma posición que me había dejado Warren torturada, violada y completamente fracturada.

Primero rompió las ataduras de mis muñecas, seguido la de mis tobillos, estiró mis extremidades y las masajeó para que volviera a circular la sangre con normalidad.

Estaba tan adolorida que no podía mover mi cuerpo de esa cama, lo único que pensaba era en salir corriendo de ese lugar, del lado de Ryan ¿Cómo pudo hacerme eso? ¿Cómo tiene el descaro de venir a atenderme después de eso?

Me tomó la mano y con sus dedos me cogió de la muñeca, alzó su mano izquierda para ver su reloj. Me tomó el pulso y luego de esto, sacó su teléfono de la parte interna de su abrigo.

– Envía una ambulancia a Grenfell Tower en North Kensington. Cuando vaya en camino te hablo para que la