Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
6. Huyendo de las malas decisiones. CALIPSO.

No debería estar allí, agarrada a su cintura, sintiendo el viento en mí de aquella manera. No debería aferrarme a él de aquella manera, no después de todo lo que había hecho con mi vida, de las malas decisiones que había tomado. Pero no podía quedarme en casa, no después de lo que había sucedido aquella mañana…

  • Y yo no puedo dejar a ese chico, Mateo – declaré, levantándome de la cama, cansada de que no entendiese la situación – no porque le quiera, sino porque no puedo, él no me dejará marchar tan fácilmente.

  • Te esperaré – prometió, haciendo que mi mundo se detuviese al pensar en esa posibilidad, en la mínima posibilidad de poder estar junto a él, de nuevo – el tiempo que necesites, pero por favor…

Colgué el teléfono en ese justo instante, tan pronto como me percaté de que Diego estaba allí, en mi habitación, y no tenía ni id