Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
26. Como en un sueño (MATEO)

(MATEO)

Nos llevamos algo más de una hora besándonos, y lo que más me gustaba de aquella nueva situación era que a ella no parecía disgustarle la idea de lo que hacíamos, no parecía disgustada al ser besada por el raro del mejor amigo de su hermano. Parecía darle igual lo que su hermano pensase sobre aquello, y eso me encantaba, tanto, que me hacía olvidarme de ello, de Diego, y de todos los demás.

Cuando estaba con ella sentía que el tiempo no pasaba de la misma forma, era cómo si se detuviese, cómo si sólo estuviésemos ella y yo, sin que importase nada más.

Me encantaba estar con ella, me encantaba ella, y la forma en la que nos besábamos, sobre todo eso.

  • ¿quieres ir a otra parte? – Pregunté, cuando nuestros labios estaban ya algo rojos de tanto besar. Asintió, despacio, sin dejar de mirarme – podr