Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
17. No eres mi novio (DIEGO)

(DIEGO)

Lo que hacía con ella estaba mal, no penséis ni por un segundo en que no lo sabía. Por supuesto que lo sabía, pero, aun así, en aquel momento, no quería detenerme.

Me la follé sin cese en aquel baño, y luego salimos de él como si nada, pero no fue hasta que Marina me besó en la mejilla al llegar hasta ellos, y vi el rostro decepcionado de Cali, que no lo entendí.

No podía seguir haciendo aquello, no podía tenerlas a las dos. Sabía que, aunque Cali no quería decírmelo, a ella le molestaba que me acostase con su amiga. ¡Joder! ¿Cómo no hacerlo?

Pasamos por casa después del restaurante, pues Marina insistió en que fuésemos a nadar un rato a su piscina climatizada, así que cogimos unos bikinis y volvimos a bajar para reunirnos con nuestros amigos, al menos ese era el plan.

  • ¿