Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 2628
Ese día, Eliza tenía el cabello recogido en una elegante cola de caballo para que fuera más fácil jugar bádminton. Tenia puesto unos leotardos negros, una camiseta deportiva morada y zapatos deportivos blancos. Sus delicados y limpios tobillos quedaban al descubierto.

Eliza no era tan mala jugando bádminton. Cuando dobló la cintura, Chester pudo ver su hermoso trasero desde su asiento. A veces, cuando ella saltaba, su pecho también se veía bien.

No es que Chester no los hubiera tocado antes. Estaba familiarizado con cada parte de su cuerpo.

Tal vez era porque no había estado con una mujer últimamente.

Tomó un cigarrillo, lo encendió y dio unas caladas.

Freya, que estaba en frente de él, no estaba feliz de verlo. Insinuó a Eliza con la mirada en secreto.

Eliza se quedó sin palabras.

Ella no había entendido realmente.

Al poco tiempo, vio a Freya hacer un tiro alto por encima de la cabeza.

Se dio la vuelta para perseguir el volante y recibirlo. Inmediatamente se dio cuenta que el