Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 121
Mirando el pecho del hombre, Freya se quedó atónita. El hombre le acarició la barbilla a ella, los ojos hechizantes de él mostrando una sonrisa cautivadora. "Tsk, realmente han pedido a una mujer que venga… Aunque, se ve muy bien".

La cara de Freya se ensombreció. Se preguntó seriamente si había venido al lugar equivocado.

Sin embargo, escuchó sonidos de personas jugando póker dentro de la habitación. Entonces preguntó: "Estoy buscando a Shaun. ¿Está aquí?".

Confundido, el hombre volteo la cabeza y miró hacia el interior de la habitación: "Alguien te busca, Shaun. Qué extraño. ¿Cuándo tuviste una relación con alguien en Perth?".

"Soy amiga de su esposa". Freya apartó la mano de él que bloqueaba la puerta y entró enfadada a la habitación.

Había tres hombres en la sala, y todos ellos tenían un aura impresionante. Uno de los hombres, con un cigarrillo en su boca, dijo: "Rodney, acabo de pedirte que abrieras la puerta. ¿Pero por qué la has dejado entrar?".

"No puedes culparme". Rodne