Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 29

Hemos llegado a la casa y los tres estamos muy contentos. Previo a nuestro arribo, le envié un mensaje de texto a Nana, avisando para que nos reciba con algo preparado para comer.

Como sé que desde donde se encuentra Ashlee no tiene visión alguna hasta la entrada, podemos entrar sin problemas. Me aseguro de decirle a mi suegra que se mantengan escondidas y en silencio.

—Hola, cariño. Ya llegué. —Saludo alegre como si nada pasara y le entrego las flores que compre para ella.

—Hola, Chris, al fin llegaste. —Dice Ashlee acomodándose en el sillón.

—¿Cómo así? —Pregunto sin entenderlo.

—Sé que Nana ayuda a que el día sea más llevadero, pero te echo mucho de menos. A veces estoy algo aburrida.

—Entiendo, pero creo que lo que tengo que mostrarte, te animará un poco.

—¿Ah, sí? &i