Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 25

Desperté en algún lugar que no conocía. Me removí entre una manta, aquella residencia me parecía demasiada lujosa para ser real. En cuanto alcé mi cabeza, vi a Jace del otro lado, en otro sofá igual al que estaba yo, durmiendo. Estaba la televisión encendida, y el control remoto estaba en el pecho de él. Quizás se había quedado dormido mientras esperaba a que despertase, pues aún era de día.

Aunque, conocía ese perfume. Drew. Debía haber estado allí. Sin dudas, y sin pensarlo dos veces, me deslicé hasta bajarme del sofá y despertar a Jace. Él estaba en un sueño profundo, aunque rompió su sueño un fuerte bostezo al removerse en el impulso en el que molesté su siesta. Abrió sus ojos, y se sorprendió más que yo.

Le regalé una sonrisa, dándole las gracias por el cuidado.

&m