Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 14

Kenia

No puedo creerlo, estoy de camino a mi habitación en los brazos de un hombre que me exaspera, por su personalidad de engreído. Sin embargo, esta noche ha sido tan auténtico, se ha abierto para mí. Estuvo atento, me escucho sin comentarios sarcásticos, me hizo sentir toda una dama a su lado.  Tenía mucho tiempo sin sentirme así; segura.

Lo mejor fue cuando nos besamos o, mejor dicho, cuando yo me lancé a besarlo. Algo que NUNCA hice; pero él ha sido maravilloso está noche. Sus labios son exquisitos, siento como cada parte de mi cuerpo cobra vida. Él me besa como cuando saboreas un chocolate, con ternura. Suspiro, entre nuestros besos.

Llegamos a mi habitación, mi corazón parece que va salir de mi pecho, me duelen los senos y siento mi humedad correr entre mis muslos. ¡Dios! es