Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
MALOS TRATOS

El día era soleado y el calor endemoniado.

Mientras se alistaba miró por la ventana del edificio como los soldados ayudaban a las labores de reconstrucción y ordenamiento, quitando escombros y habilitando de a poco partes de la base. Muchos servían de voluntarios para atender a los heridos que aún se recuperaban, otros más continuaban en el trabajo encargado por Ivan y por ella misma.

<<Debí de quedarme en Quito. Ahí estaba muy fresquita>>.

Al despertar de su inconsciencia en el ala médica del Palacio de Gobierno se encontró con un Ivan satisfecho, deseoso de contarle que su operación destruyó completamente a Juan Barragán y su centro de operaciones, además de que le obtuvo información valiosa que se relacionaba con los resplandores. Aunque no capturó a Barragán y causo un caos terrible en la ciudad, para él era todo un &eacut