Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
IA ASE DAREARC

— ¡Papá! ¿¡Dónde estás viejo hijo de puta?! —La voz sonaba pastosa, ebria; las palabras no se distinguían con claridad.

Varias botellas de licor adornaban el suelo, muchas otras reposaban sobre la mesa, junto a un sinnúmero de papeles desordenados que cubrían el escritorio. Algunos estaban dispersos, indicando que algo se buscó allí, otros mojados de gotas de licor.

—Tenía trece años. Trece, cuando me dejaste solo con una nave averiada y nadie más que yo para cuidarme. ¡¿Quién te dijo que tenías derecho a abandonarme?! —Las palabras se decían con una mezcla de furia y resentimiento, aunque la voz pastosa les quitaba seriedad. Tomó el último sorbo de licor que quedaba en la botella que llevaba en la mano y la arrojó a la pared frente suyo, rompiéndola con gran estruendo. Si bien era conscien