Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
MYTLEN

Frente al espejo con una coqueta sonrisa, contempló su dorada cabellera, cepillándola para que quede lo más bella posible.

Sus azules ojos, bien despiertos, seguían el recorrido de su mano mientras rememoraba su encuentro con Veyquer de la noche anterior. Después de salir del hotel la llevó a casa, o más bien a donde ella dijo que vivía, aunque él no tenía que conocer ese pequeño engaño. Cuando se fue, dio media vuelta y se encaminó hacia la esquina de la calle, con paciencia y un cuchillo oculto en el bolso espero a que un taxi parase y cuando por fin llegó al edificio que le servía como hogar, en una de las zonas céntricas de la ciudad, ya tenía una historia bien completa como excusa para Chrystiane, así que con decisión entró y se preparó para enfrentarse a su líder/jefe.

Se sorprendió bastante cuando Kezave