Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
20

Mara, así me llamo. Solo que estos días me he sentido como que no soy yo, murieron mi madrastra Ruperta y su hija, también Gordon. Salí a caminar, visitando algunas tiendas y me sorprendo al darme cuenta de que no sé que quiero hacer con mi vida, no realmente.

Antes, durante toda mi vida mi hermanastra me incriminaba en cuanta cosa hacía y poco a poco mi padre empezó a inclinarse hacia ellas, a creerles lo que decían entonces, el abismo entre ambas fue creciendo y creciendo hasta un punto de no retorno y él me hizo vivir en la calle y es algo que Mathew no sabe, porque me da pena y vergüenza.

Pero no por lo que mi hermanastra me hizo, quería que acabara así. Era joven, con mucho tiempo por delante como para morir así. Ella no era hija biológica de Ruperta, mi madrastra casada antes de que se casara con mi padre, se hizo muy unida a su hijastra y cuando enviudó la dejó seguir viviendo con ella.

A veces parecía como