Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
2

El señor Roberts fue uno de los primeros en presentar sus respetos al señor Gabe Dracul. Siempre tuvo la intención de visitarlo, aunque, al final, siempre le aseguraba a su esposa que no lo haría; y hasta la tarde después de su visita, su mujer no se enteró de nada. La cosa se llegó a saber de la siguiente manera: observando el señor Roberts cómo su hija se colocaba un sombrero, dijo:

––Espero que al señor Gabe le guste, Amy.

––¿Cómo podemos saber qué le gusta al señor Gabe ––dijo su esposa resentida–– si todavía no hemos ido a visitarlo?

––Olvidas, mamá ––dijo Amy–– que lo veremos en las fiestas. Estoy ansiosa por conocerlo, no mucha gente se muda a estos barrios, tener vecinos nuevos es una cosa asombrosa.

––Mantén esa actitud cariño, que es un hombre joven.

—Me lleva veinte años, madre.

—Los hombres maduros son los mejores.

––No es mi intención casarme con alguien que podría ser mi padre ––dijo Amy con cautela–– iré a la finca a montar.

La señora Roberts iba a protestar cuando su esposo le guiño un ojo.

—Sé de buena fuente que tu señor Dracul está montado un buen corcel en las tierras aledañas, mismo sitio, por cierto, al que acostumbra ir nuestra hija.

—¿Cómo lo has logrado?

—No diré nada.

––Celebro tu discreción. Solo espero que las cosas marchen bien, me daría pena que nuestra bebé se quede sola.

––¡Tonterías, tonterías!

––¿Qué significa esa enfática exclamación? ––preguntó el señor Roberts––.

¿Consideras que la posibilidad que sea nuestra Amy la que no está interesada, una tontería?

––¡Estoy harta de todo, de luchar por verla casada! ––gritó su esposa.

—No luches, porque si está destinado a ser, lo será.

—Se me sube la presión.

––Siento mucho oír eso; ¿por qué no me lo dijiste antes? Si lo hubiese sabido esta mañana, no habría ido a su casa. ¡Mala suerte! Pero como ya le he visitado, no podemos renunciar a su amistad ahora.

El asombro de la señora fue precisamente el que él deseaba

––¡Mi querido señor Roberts, que bueno eres! Pero sabía que al final te convencería. Estaba segura de que quieres lo bastante a tus hijas como para no descuidar este asunto. ¡Qué contenta estoy! ¡Y qué broma tan graciosa, que hayas ido esta mañana y no nos hayas dicho nada hasta ahora!

Amy por su parte, cabalgaba con fuerza, sus planes no eran los de regresar a su casa, llevaba sus tarjetas de crédito, efectivo que había sacado previamente y que debía servirle para al menos un par de meses.

No era un trozo de carne que su madre pudiese poner en venta, no quería más etiquetas, nada de nada. Porque si ella rechazaba a este Dracul, su padre usaría el cinturón y no quería ser golpeada.

—Señorita, su caballo es hermoso, asumo que huye de casa.

—De los golpes de mi padre.

—¨Si gustas podemos charlar, no hay nada mejor que hablar con un desconocido.

—¿Escucharía a una desconocida?

—Claro que sí. Las penas entre dos son buenas.

A decir verdad Gabe Dracul sabía que ella era su compañera, pensó en charlar y llevarla con él de forma cauta, ahora sabiéndola herida, se la llevaría y no volverían a verla.

La ayudó a desmontar su caballo y la llevó a la sombra de un abeto.

—Gracias.

—Soy Gabe tu vecino.

—El hombre con el que debo casarme de acuerdo a mi madre.

—Me gustas y eres mi compañera.

—¿Eso que significa?

—Soy un vampiro.

Gabe le mostró sus dientes, pero ella no huyó. Lo miraba con fascinación. Había una especie de reconocimiento por parte de Amy, algo en su sangre la hacia sentir que eran el uno para el otro, si él no estaba no podría respirar. No sabía de donde venían todas aquellas emociones, pero le gustaban.

Gabe se acercó a ella y le inclino la cabeza, le dio unos cuantos besos en el cuello y le enterró los colmillos. Succionó duro y fuerte, la vida saliendo de su compañera.

Una vez que la vio muerta, supo que la conversión estaba iniciando, ella se quedaría así, sin vida algunas horas, por eso necesitaba llevarla a su casa, cuidarla y esperar a que despertara.

Chad, Ethan y Theo le vieron llegar con la joven en brazos.

—La encontraste

—Y justo a tiempo porque estaba huyendo de casa, su padre la golpea brutalmente y ya saben qué hace días no mato a nadie.

—Espera a que despierte, entonces decidir si lo matas tu o si le cedes ese honor a tu esposa.

—Me gusta como piensas Chad.

Por más que la señora Roberts, con la ayuda de sus hijas, preguntase sobre el paradero de su pequeña Amy, no conseguía sacarle a su marido ninguna información importante. Cada vez que él era cruel con la pequeña, esta huía de casa.

Y tras horas de obtener un simple no sé qué se hizo, se vio obligada a aceptar que él no diría nada y que, además, si seguía insistiendo le tocarían unas buenas golpizas.

Sus hijas mayoreos, habían venido a decirle que se iban de casa, todas mayores de edad vivirían con sus novios y ni ella ni su esposo podrían oponer mayor resistencia.

Antes, hubiese llorado pidiéndoles que no se fueran, ahora que su esposo había entrado en una etapa violenta, lo mejor era que estuvieran a salvo.

Su vecino, en aquel momento paseaba por su jardín, mismo que colindaba con el de ellos y miraba a la casa lleno de ira, de furia. ¿Sabría algo de Amy? ¿Su pequeña tontuela le habría dicho de los goles…?

—Si Amy abrió la boca, lo lamentará.

Qué cosa—pensaba la mujer—no sabía que había hablado en voz alta.

Su impresión era muy favorable, su vecino joven, guapísimo, extremadamente agradable y para colmo pensaba defender a Amy hasta de su padre, eso le quedaba claro debido a su lenguaje corporal y daba gracias al cielo por ello.

No podía haber nada mejor. El que fuese tan fiero con respecto a una jovencita a la que acababa de conocer le dejaba en claro que a in su niña dejaría de ser agredida.

Era aquello sin duda una ventaja a la hora de enamorarse; y así se despertaron vivas esperanzas para que su hija lograse conseguir el corazón del señor Gabe Dracul.

–– Si pudiera ver a una de mis hijas viviendo felizmente en la casa de la colina, y a las otras igual de bien casadas, ya no desearía más en la vida le dijo la señora Roberts a su marido. Debes recordar que nuestra Amy es fantasiosa y podemos decir que ha mentido.

—Si supieras la verdad sobre los Dracul, sabrías que no se les puede mentir. Para saber si está ahí lleva su bufanda, si él la recibe sabemos que está con él.

—¿Y qué haremos?

—Pedir clemencia, yo por golpearla y tu por permitirlo. Porque huir está descartado, cariño. Rézale a tu Dios para que nos salve de un destino inhumano.

Cat y Luca estaban al pie de los acantilados de Moher, mirando todo lo que se extendía bajo ellos.

—Hay reportes de los Dracul, Gabe tiene a su compañera, pero su cuerpo está lleno de cicatrices, no sabemos si van a matar a los humanos. Y Theo el rey, no se ve muy feliz de observar a la compañera de su hermano tan golpeada.

—La decisión que tomen, la respetaremos—le dijo Cat sorprendiendo a Luca—porque ahora que estoy al poder, comprendo cuan insignificantes son los humanos y cuan importantes somos nosotros. No me esta dando un ataque de poder como a Augustus, solo pienso que si somos superiores tenemos derecho a tomar la justicia por mano propia.

—No me preocupas Cat, amo verte así, el poder no es malo y menos si es en nuestro beneficio. Mi hermano ha partido a Estados Unidos, vivirá un tiempo con los Dracul.

—Pietro con los Dracul, algo interesante de ver.

—Quizás su compañera esté allá.

—Espero que no sea muy fuerte de aceptar, porque he visto su futuro y Amy es suya. Y si ya de todas formas anda voluble por lo que pasamos, por la gente que perdimos, ahora imagina si la ve herida.

—Solo podemos esperar y seguir tratando de mantener esto en orden.

Pietro llegó a la casa Dracul y miró a Amy.

—Gabe…ella es mía.

——Lo supe al vincularme con ella, quedaba un compañero más.

—Mi cuñada me ha dicho que está herida, me lo ha dejado saber antes de que llegara.

—Lo está por mano de su padre. Las cicatrices se empiezan a desvanecer lo que muestra que la conversión marcha a buen ritmo.  Hay algo que me preocupa Pietro, sabes que abandonamos Rumanía por las matanzas que llevamos a cabo, pero venir aquí no ha controlado mi lado oscuro, mi primer impulso ha sido ir a matar al padre de mi compañera, pero mis hermanos me han convencido de que espere, porque no podemos simplemente empezar a derramar sangre en este sitio, que ahora será nuestro hogar y en el que espero que podamos pasar el resto de la eternidad. Por eso te digo que no tengo la menor idea la clase de compañero que tendrás en mí.

—yo era de las criaturas más pacíficas, pero después de todo lo que vi que le sucedió a Cat, llegué a la conclusión de que nosotros somos seres superiores y que no podemos simplemente ponernos al mismo nivel que los seres humanos, nunca he sido como ustedes, de hacer baños de sangre sin embargo, ansío ponerle las manos encima al padre de nuestra compañera y poder acabar con él.

he vivido durante todos mis años de existencia siguiendo las reglas y las moralidades humanas, pero por primera vez en la vida te digo que unirme a ti y a nuestra compañera, me gusta porque si ustedes ceden a la sed de sangre, me sentiré acuerpado y podré darle rienda a mis instintos primarios.

Mi hermano siempre le dijo a Cat que yo era el más cauto, que cómo había nacido humano y luego había sido transformado, era una persona más empática, pero eso se acabó porque vi sufrir lo suficiente a mi cuñada, como para encima ahora venir a soportar que sea mi compañera la que sufre, por eso quiero ser parte de la matanza que sé, que llevarás a cabo contra la familia de nuestra compañera.

—me parece bien y vas a descubrir Pietro, que vivir de la manera en que lo hacía yo es bastante entretenido. Hay humanos que no merecen vivir y de esos son los que me encargó, lo que hago es limpiar la escoria de las calles.

Sé que en Rumanía se me fue la mano matando mujeres, pero después de eso me enfoqué en matar hombres que habían cometido crímenes y de cierta forma, me siento como una especie de justiciero, mientras que a la vez puedo lidiar con sacar este instinto de asesinar.

Pero te digo que debes saber que con la primera sangre que pruebes, vas a tomarle el gusto y empezar en una especie de frenesí que no vas a poder detener. Si das un paso en mi dirección, un paso en que te transforme en un vampiro como yo, tendrás que tener claro que heredarás mis cualidades, por eso quiero que lo sepas para que entres en esto sabiendo a lo que vas.

—estoy de acuerdo, entro y quiero ser como ustedes, me canse de ver sufrir a nuestras mujeres y me canse de verme débil ante los humanos, cuando ellos son los que son débiles ante nosotros.

Gabe se acercó a Pietro y le mordió la muñeca. Su otro compañero empezó a perder color y a desmayarse en la cama. Cómo Pietro era un inmortal la transformación no sería lenta.

Y lo comprobó dos horas después, cuando el ahora vampiro despertó con hambre.

—Demonios, esta hambre me quema el estómago.

—Ethan va a traernos un par de alimentadores. Debes drenarlos hasta matarlos para que tu hambre se sacie.

La primera alimentadora era una mujer, y las ansias de sexo estaban al mismo nivel que las de sangre.

—Por eso maté mujeres Pietro porque mientras cogía con ellas me alimentaba. Debes hacerlo, hazla tuya y bebe de ella.

Mientras los quejidos de placer de la mujer subían de nivel, Pietro hundió los colmillos en su piel, sintiendo como la vida se iba de ella y or pprimera vez, sintiéndose libre.

Tres mujeres después y un ar de hombres también, Pietro estaba realmente saciado.

—Nuestra compañera está pronta a despertar. Bienvenido a la familia Dracul, Pietro.

—gracias y de verdad que este poder que siento es una cosa impresionante, no entiendo cómo era posible que yo viviera simplemente viendo pasar la vida y no disfrutando de esta energía y este poder que me embriagan.

—poco a poco aprenderás a controlar todas esas ansias porque sería muy difícil vivir en ese estado eterno de alerta pero sin embargo durante las primeras semanas era totalmente normal que quieras comerte a todo aquel humano que tengas de frente, nuestra compañera empieza a despertar mis hermanos nos van a dejar a solas mientras podemos conversar con ella.

Amy abrió los ojos y se sentó en la cama llevándose la mano al cuello, espero sentir marcas de colmillos pero no había nada ahí y recuerda absolutamente todo el proceso ajá feliz de que hubiese sucedido porque en el fondo ella reconocía aquel vampiro como su compañero. Miiró al otro hombre al lado de Gabe y sintió curiosidad. ambos compañeros se acercaron a ella mientras se desnudaban lentamente, ella admiro sus cuerpos como esculpidos en piedra y empezó a quitarse su ropa sin romper contacto visual con ellos.

al que no conocía fue el primero en entrar en ella mientras mordía su cuello y después de alimentarse un poco expuso su propio cuello para que ella lo mordiera y en el momento en que sus labios tocaron la piel de aquel hombre éste empezó a gemir y sus embestidas aumentaron de nivel eran estocadas fuertes que no tienen fuerza que si ese ella no fuese ya humana podría haberla matado.

cuando este hombre se sintió satisfecho fue el turno de Gabe, quien repitió el mismo proceso y ella se dedicó a disfrutar de estos placeres nuevos en su vida. desnudos los 3 en la cama, ambos compañeros se dedicaron a hacerle caricias mientras ella cerraba los ojos disfrutando del momento.

—cariño te presento a tu otro compañero su nombre es Pietro y se unirá a nuestra pequeña familia. Vi las marcas en tu cuerpo mientras estabas convirtiéndote y sé que fue tu padre.

También algo de eso mencionaste y comprenderás cariño que yo me rijo por la ley de sangre ojo por ojo y diente por diente, quise ir a matar a tu padre pero mis hermanos me dijeron que debía esperar para ver si tú querías tener este honor.

Las emociones que puedas haber tenido por tu familia humana han muerto desde el momento en que empezaste a transformarte, así que sería normal que quieras ir a acabar con ellos.

 tu padre es culpable por haberte golpeado y tu madre responsable por nunca haberte defendido, por pensar en usarte como si fuese una moneda de cambio para obtener algo de mi fortuna.

tus hermanas se encuentran lejos y ya me dirás si ellas en algún momento de tu vida hicieron algo que te molestara, para ver si las incluimos en la lista de venganza, pero sino, solo iremos contra tus padres pero necesitamos saber si quieres hacerlo personalmente o si quieres que lo hagamos nosotros.

—¿me creerán si te digo que lo quiero hacer yo? pero que no quisiera hacerlo de inmediato es decir quisiera regresar con ellos a casa durante unos días, para disfrutar de acecharlos como mis presas, quiero salvar muchas de las cosas que tengo en esa casa porque son recuerdos de épocas que disfruté, porque eran objetos que me hacían sentir segura cuando tenía miedo de mi padre.

—me gusta tu forma de pensar, ese juego del gato y el ratón es totalmente normal en depredadores como nosotros, vas a alimentarte de nosotros 2 únicamente al inicio, porque aunque un hombre puede alimentarse de cualquier mujer el vínculo de la compañera es muy fuerte hacia sus compañeros, y al inicio al menos quisiera que tus alimentaciones sean de nosotros, que tenemos sangre más rica y pura, misma que te hará sentir mejor.

Cuando haya saciado el hambre puedes asignar humanos simplemente por jugar y por practicar, porque es importante que sepas cómo alimentarte en caso de que nosotros no estemos cerca, sin embargo las tomas más importantes vendrán de Pietro o de mí.

—lo entiendo cuando mis padres me vean van a notar algún cambio ¿o pensarán que me sigo viendo como siempre?

—tu padre sabe que somos vampiros, así que él va a tener claro que eres una Dracul ahora y que simplemente está jugando con ellos, y que sus buenas acciones van a ser las que les compren tiempo y salvación, aunque en el fondo sabemos que eso no va a ser así, así que vas a disfrutar durante el tiempo que quieras de un padre amoroso que te va a cuidar y consentir porque sabe, que si no lo hace lo asesinas, es una buena manera como dicen los humanos tener el sartén por el mango.

—oye me gusta esa idea porque durante mucho tiempo, tuve tanto miedo que poder vivir ahora una vida en la que puedo entrar y salir de esa casa, y que cuando llegue mi padre iba a ser amoroso y dulce aunque sea porque me tenga miedo, eso me encanta. Podemos jugar así durante mucho tiempo ¿no les parece? porque me gustaría poder asistir a los bailes de sociedad que organiza mi madre, asistir a las cenas aburridas y horribles, sabiendo que al final si alguien me cae demasiado mal me lo puedo comer.

—pequeña sangrienta deseoso de muerte, será como tú quieras, muchas veces a lo largo de la eternidad nosotros los vampiros hacemos este tipo de cosas, conozco parejas acopladas que viven en casas separadas y simulan tener parejas humanas distintas a ellos, y son socios de trabajo y llevan ese tipo de juegos de roles, mucho más qué juegos de rol que pueda hacer un humano, donde se limita la habitación, nosotros podemos tener el escenario que queremos y ser los personajes que queremos ser y en las noches estaremos juntos es una manera divertida de pasar a la eternidad.

—es decir que podemos mudarnos de ciudad y yo puedo hacer la dueña de una empresa importante y decidir cuáles de mis empleados viven y cuáles mueren.

—nosotros tenemos tanto dinero cariño tantos millones de dólares que si quieres una empresa la compramos y juegas con ella el tiempo que quieras, y si te aburres cambiamos de sitio, cambiamos de país, no estamos amarrados a ningún sitio y tenemos dinero ilimitado, si en algún momento no estuvieras conmigo o sin algún momento algo sucediera, solamente debes mirar a la gente a los ojos y decir que te han vendido su propiedad y que te darán los papeles y automáticamente serás la dueña de algo, si entras a una tienda y quieres algo simplemente miras al dependiente y le dices que has pagado con tu tarjeta de crédito negra, y que eres libre de llevarte absolutamente todo lo que quieras.

—todas esas cosas eran vistas como falta de moral y ética cuando uno es humano, pero en este momento que soy una vampira como ustedes, siento que todas esas cosas esas leyes humanas son absurdas y no tiene sentido, porque pasamos la vida siguiendo reglas y no podemos disfrutar de lo que podríamos obtener simplemente estiramos la mano.

—me parece que vas a disfrutar muchísimo esto de ser una vampira cariño.

Poco después, tras conocer a los otros hermanos se fue a casa con sus padres. Su papá la miró y ella sonrió mostrando los colmillos.

—Vamos al despacho, padre. Mamá no nos molestes.

La mujer iba a decir algo pero una gélida mirada de su esposo le mostro que debía callar.

—Te hicieron como ellos.

—Soy una Dracul ahora. Y te mataré si no haces lo que quiera.

—Hijita…

—Hijita nada, si no quieres morir serás un padre amoroso, ante la sociedad me considerarás la mejor de tus hijas. Vas a dejarme todo aquello que posees.

—Si Amy.

Capítulo siguiente