Buenovel

Descargar el libro en la aplicación

Download
Capítulo 26

—Jefe el supermercado está a rebosar y dos chicas faltaron, una llamó para reportarse enferma y la otra ni sus luces. —Mi jefe se niega a que yo me meta en una caja.

—Las que están han de agilizar la mano chiquita no puedes estar en una caja, ahora eres jefa y eso no se vería bien. —Resoplo de impotencia. —Además en solo tres horas has de irte a la reunión general no puedes faltar ¿De Acuerdo? Ahora debo irme, mi hijo se irá contigo no lo olvides. —Sin decirme nada más se va y me deja ahí parada en mi antigua caja con un infernal deseo de abrirla sin su consentimiento.

—Vaya chica colores. —Escuchar esa estúpida voz hace que se complete mi día con una desgracia más, furiosa le miro.

—Joder estaba muy bien cuando no te veía, no puedo creer que vivas tan cerca para que también vengas a este puto supermercado. —El imbécil solo sonríe. —Mira guapo no sé cómo sabes tanto de mí, pero de algo si estoy segura y es que no puedes estar siguiéndome a donde vaya, es